Click acá para ir directamente al contenido
  • Blog

Descubrí 4 puntos para revisar tu carro antes de pasear

Llegaron las vacaciones, estás listo para arrancar tu Suzuki y disfrutar en familia, pero de pronto escuchás una vocecita preguntándote: ¿ya revisaste si tu carro está en todas para salir? ¡Tomá en cuenta estas recomendaciones para que nada detenga tus planes!

¡Por fin llegaron las esperadas vacaciones de medio año! Tus hijos ya estaban deseando tener estos días libres y me imagino que vos, que siempre estás un paso adelante, ya habías empezado a planear cómo entretener a los pequeños de la casa, sacarle el jugo a esas semanas y escaparse en familia. Y para hacerlo posible, ahí en la cochera está tu compañero de tantos kilómetros recorridos, tu chuzo Suzuki, listo para anotarse a la próxima aventura y conocer nuevos lugares.

Y llegó el día tan esperado, ¡vámonos de ride! Hasta ahí todo muy bonito, subís los chunches,  te montás al carro, lo encendés y ¡NOOO! Se prendió una luz que no sabés qué es, de pronto ves que la llanta derecha se ve un toque baja y empezás a hacer memoria… aayy no, “¡el agua!! ¿Y cuándo fue la última vez que le revisé el aceite?”. El paseo tan bonito que planeaste, se comienza a parecer más a una película de terror.

Chao paseo, chao planes, ¡y hola preocupaciones que se pudieron prevenir!

Por eso, vamos a repasar 4 puntos importantísimos para tener presente al momento de revisar tu carro de agencia, no solo para asegurar que tu chuzo está listo para llevarte donde querás cuando querás, sino también para cuidar a quienes te acompañan en el viaje y aumentar la vida útil de tu vehículo. ¡Justo lo que necesitás para que te dure muchísimos años más! 

  • Durarás más escogiendo una peli en Netflix, que revisando el aceite: Este punto te tomará máximo 10 minutos y es tan vital, porque si no lo hacés, podrías estar comprometiendo las capacidades de tu vehículo gravemente. Ya sea que tu carro tenga sus añitos encima o sea un auto nuevo, es igualmente importante que tengás el hábito que tenían nuestros papás de limpiar la varilla, introducirla en el conducto del aceite, esperar unos minutos y sacarla para medir su nivel. 

¿Y qué pasa si no revisás el aceite? Este producto es necesario para evitar que los componentes metálicos de tu vehículo se desgasten más de lo normal, así que ese tiempito que tomás para hacer esta tarea, te puede salvar de una visita a nuestro taller o no disfrutar más años lo que tanto te costó. 

  • Si tus llantas ya perdieron sus ranuras, ahí no es.Esa frase de que“aguanta un poquillo más”ni vos te la creés. Por algo las llantas tienen ranuras; su función es ofrecer una mejor adherencia, mejor capacidad de frenado y más seguridad del conductor al volante. 

Las llantas lisas son peligrosas siempre, pero cuando llueve, pueden ser un factor determinante para llamar a una desgracia, ¡no te la jugués! Además, recordá que es necesario rotar las llantas para que las mismas se desgasten de manera uniforme. Las de adelante son más propensas a desgastarse primero y el momento más recomendable para ejecutar esta acción es cada 10.000 km aproximadamente. ¡Anotalo en tu calendario! Te voy a dar un par de minutos, para que vayás, veas cómo andan las ranuras de tus neumáticos, ¿tienen grietas?, buscá cualquier detalle diferente y evaluá conscientemente si ya es momento de pedir cambio o rotación.

  • ¿Cómo andan tus frenos? Cuando tu carro es nuevo, es una salvada porque sus componentes vienen sin estrenar, ¡una belleza! Las pastillas no están desgastadas, el disco o tambores están limpios, o sea, con vos no es la cosa todavía. 

Pero si tu carro ya tiene varios años, sentís los frenos diferentes y que la efectividad de frenado del carro no es la misma que antes o el pedal está muy duro, son síntomas de que es momento de visitar tu taller de confianza para una revisión. A veces, lo que puede estar necesitando es el cambio en los líquidos de frenos, algo muy de rutina, pero si lo dejás pasar, puede convertirse en un problema mayor.

  • Mejor prevenir que lamentar: ¡escobillas malas en pleno aguacero! Aunque nos sintamos en verano, vivimos en un país donde la lluvia puede caer en cualquier momento. Y acá pueden haber 2 opciones: o sólo necesitan limpiarse, o ya están pidiendo jubilarse y que les agradezcas por su fiel servicio.

Si aún ves que recogen bien el agua, lo que podés hacer es darle mantenimiento, limpiando cualquier basurilla que haya quedado incrustada entre sus ranuras, especialmente después de un buen aguacero o de dejarlo parqueado debajo de árboles. Pero, si más bien notás que cada vez que la usás  dejan un “velo”, es momento de comprar unas nuevas. 

Ahora sí, ya prevenido…¿Qué te parecieron estos consejos? Quizás muy obvios, pero la triste realidad es que la mayoría no aplica ni uno y lo deja pasar hasta que sea muy tarde. Con estos tips, le das años de vida a tu vehículo y te asegurás disfrutar estas vacaciones al máximo. 

Pero mucho ojo, si tu carro ya necesita más que unas recomendaciones para sobrevivir, podés ir consultando nuestros planes de financiamiento y quien quita que el próximo año se vayan de tour pero en un carro nuevo. ¡Cotizá aquí!